lundi 24 mars 2014

Adolfo Suárez, traicionado.

Ayer murió el último presidente de España que desafió a Estados Unidos y a la Unión Europea. 


En plena Guerra Fría, Suárez era reacio al ingreso en la OTAN; tenía excelentes relaciones con los dirigentes de países no Alineados, desde Castro a Gadafi. Además, y sobre todo, estableció relaciones diplomáticas plenas con la URSS y fortaleció sus lazos comerciales con Francia entorno a defensa. Es por ello por lo cual fue traicionado por nuestro Rey y linchado por todo el arco parlamentario y todos los medios de comunicación.

"El asunto OTAN no es urgente ni inmediato. El nuestro es un país europeo, sin embargo, recibe su justificación de pasado, presente y futuro en Iberoamérica. Cada vez estoy viendo más claro que eso nos permite hacer de puente entre el mundo desarrollado y el menos desarrollado. Por eso España va a defender las posiciones iberoamericanas ante el Mercado Común Europeo. Y no seremos mendigos ante éste. Con la URSS vamos a intensificar las relaciones y es posible una visita a Moscú de mi vicepresidente" Adolfo Suárez, en 1978.


Raúl Muniente Sariñena

Aucun commentaire:

Publier un commentaire