mercredi 12 mars 2014

EL HIMNO NACIONAL DE CUBA

De, Cristobal Diaz


Hablar del himno cubano siempre despierta comentarios. No sé si tu artículo termina con el párrafo que comienza Concluye,etc. Ahí indica que sigue texto, pero no me quiere abrir..Aparte de las las muchas discusiones sobre lo quitado o agregado al himno, hay un tema que generalmente no se toca, como si fuera una falta o error del himno. Me refiero al hecho incontrastable de que el himno contiene dos estrofas apoyadas en sendas estrofas del aria "Non Piu andrai" de la ópera de Mozart "Las bodas de Fígaro":

Non più andrai, farfallone amoroso,
Notte e giorno d'intorno girando,
Delle belle turbando il riposo,
Narcisetto, Adoncino d'amor.
Allá por 1948 o 49, le escuché este comentario al nieto de Manuel Márquez Sterling de su mismo nombre, y a Pedro Machado y de Castro, compañeros de estudios de la escuela de Derecho de la Universidad de La Habana. Ellos habián fundado en la Universidad,la sucursal cubana de Las Juventudes Musicales del Mundo, un movimiento creado en Europa y que trascendió bastante en Cuba, gracias a los esfuerzos de estos dos jóvenes. Creo que hasta tocaron el tema en una conferencia brindada en el Aula Magna de la Universidad. Pero que recuerde, no creó ningunos comentarios esta revelación.

La traje a colación en mi libro Música Cubana del Areyto a la Nueva Trova, 1981, aunque cometí la omisión de no mencionar la fuente, bajo la errónea idea de que estaban mencionados en alguna de las fuentes incluídas en mi Bibliografía.Adelantándome a las posibles críticas, comentaba que era posible fuera un error inconsciente de Figueredo, que hubiese escuchado esa ópera en Cuba, o por lo menos el aria, y que de pronto surgiera en su mente como de su propia inspiración; y hasta una segunda hipótesis, que la usara a propósito como una especia de defensa ante una posible prohibición de las autoridades; era un buen argumento que se estaría vetando la obra de un compositor de fama mundial, Mozart.

En forma más breve, volví a tratar el tema en mi reciente obra "¡Oh Cuba hermosa! La canción de contenido político-social en Cuba hasta 1958". 

También se objetó por más de un autor, los cambios sufridos por el himno en su introducción,etc. Sin embargo, que sepamos no se ha comentado que es uno de los pocos himnos nacionales que como La Marsellesa, se escribió coetaneamente con el inicio de guerras libertadoras; casi todos los himnos latinoamericanos se escribieron a posteriori, y en más de un caso, provenían de la pluma de un compositor extranjero, no del propio país.

Y como el caso de La Marsellesa, el título alude al suceso histórico más cercano, en el caso francés a la ciudad de Marsella, y en el de Cuba, al pueblo de Bayamo. Pero el compositor francés estuva más atinado que el cubano: No llama a la guerra a los marselleses, sino "a los hijos de la patria". Figueredo, más comedido, llamó a los bayameses, aunque al final del himno, exhorta a "las armas valientes corred".


Por otra parte, pudiera argumentarse que la alusión específica a los bayameses, es la semillla que después germinaría con resultados desastrosos, del cunecismo que aquejó a nuestros esfuerzos bélicos. Siempre hay tela por donde cortar....



Aucun commentaire:

Publier un commentaire